acerca de nuestros handicap´s

Todo ser humano se enfrenta a lo largo de su vida con obstáculos propios de la existencia; vencerlos significa romper con nuestros esquemas, con lo que nos han dicho que era cierto.

Por años hemos entendido a la discapacidad como una limitación y no como una condición de vida que se alimenta principalmente de la discriminación, ignorancia e indiferencia, elementos que representan nuestras verdaderas limitaciones, para entendernos, para conciliar y aceptar al que creemos es diferente; esos son nuestros verdaderos handicap´s en los que estamos atrapados. Al hablarlos, analizarlos y discutirlos puede que encontremos la fórmula para liberarnos.







viernes, 29 de julio de 2011

Hacia una cultura de la discapacidad

La persona con discapacidad ha sido considerada por  años como sujeto de atención y caridad debido a su condición diversa, el modelo médico abrió las posibilidades de ampliar su calidad de vida ofreciendo técnicas de habilitación y rehabilitación propiamente desde la cuales se pretendió en su momento que las personas alcanzaran un nivel óptimo de  funcionalidad con respecto a la norma.

Un antecedente importante en las técnicas de rehabilitación se da a partir de la segunda guerra mundial, cuando el mundo se ve enfrentado a una población que no podía dejar al margen de la productividad.

Sin embargo y a pesar de los avances hacia la procuración de un nivel de vida adecuado en las personas con discapacidad los avances no han sido alentadores en la materia de inserción social, pues hoy las personas con discapacidad no sólo se ve enfrentados a la búsqueda constante de elementos para su habilitación y rehabilitación respectivamente, si no que le tienen que hacer frente a una serie de factores sociales que los dejan al margen de una participación plena y efectiva en la sociedad  de la cual forman parte, misma que sigue considerándolos como sujetos de atención meramente, bajo la construcción de estereotipos y prejuicios, que promueven una imagen de enfermedad, minusvalía o incapacidad, en el mejor de los casos.
Estigmatizción.

El Consejo Nacional para prevenir la Discriminación CONAPRED, ubica a las personas con discapacidad como  “grupos en situación de discriminación” siendo un grupo social altamente  violentado debido a la diversidad de sus características físicas y mentales, siendo fuertemente estigmatizados por medios de comunicación promotores de estereotipos erróneos.

La inexistencia de marcos normativos y legales hace que lagunas jurídicas imperen en la promoción y defensa de sus derechos, como  lo referente  a instrumentos de acceso a la justicia, el cual utiliza un lenguaje incorrecto, sobre todo en las leyes estatales que definen a la persona con discapacidad  en situación de “imbecilidad” o “idiotismo”, calificativos utilizados que pretender definir a las personas con discapacidad intelectual o psicosocial.
 
De acuerdo con los resultados del XII Censo General de Población y Vivienda 2000 mientras 91% del total de la población entre 6 y 14 años asiste a la escuela, entre las personas con discapacidad el número baja de forma considerable hasta 63%, lo cual refleja falta de equidad en el acceso a los beneficios de la educación

De los jóvenes con discapacidad que tienen entre 15 y 29 años, sólo 15.5% asiste a la escuela. Casi 10 % de la población total del país que tiene 15 años y más no sabe leer y escribir; en la población con discapacidad este dato representa 32.9%. De cada 100 personas con discapacidad  mayores de 15 años: 36 no cursan ningún grado escolar. 46 tienen educación básica (primaria y secundaria) incompleta, 7 tienen educación básica completa, 5 han cursado algún grado de educación media superior, 4 cuentan con educación superior.
Derechos fundamentales como a la salud, empleo  y educación han sido considerados parcialmente en un marco legal y normativo que ha permitido la realización de programas sociales , sin embargo estos son sólo algunos de los derechos fundamentales que se necesitan para la procuración de una vida digna; la conquista plena de un derecho civil y político como el ejercicio del voto para personas con discapacidad intelectual, son panoramas que todavía en nuestra sociedad se antojan como imposibles; debido a las concepciones erróneas que imperan en un imaginario colectivo al considerarlas en un estado de infancia permanente.
Gravedad en la escasa cobertura de atención a los derechos fundamentales de las personas con discapacidad.
La restricción a una participación civil activa  es altamente restringida para las personas con discapacidad, misma que va desde limitaciones a espacios públicos como el transporte, centros recreativos y puestos políticos, sólo por mencionar algunos.
La sociedad en general, no ha sido, hasta el día de hoy, correctamente preparada para brindar los apoyos suficientes a las personas con discapacidad, mediante elementos adecuados que incluyan; en vez de esto tenemos un número altamente significativo de marcos especializados permanentes que impiden llevar a cabo medidas afirmativas temporales y efectivas de adecuación hacia la norma.
La discapacidad nos implica un reto como sociedad hacia el cambio de esquemas que hemos establecido a lo largo del tiempo, sin embargo su visualización y reconocimiento nos abre la posibilidad de construir esquemas más justos, tolerantes y sensibles a la práctica de la diversidad.
Establecer una cultura de la discapacidad, es cambiar el precepto de rehabilitación y especialización por la promoción de participación ciudadana activa a favor de las personas con discapacidad, donde no necesiten espacios de interlocución, sino por el contrario sean ellos quienes se representen en todo momento.
Persona con discapacidad intelectual, en "ejercicio" electoral.

 

2 comentarios:

  1. Me parece un buen artículo, soy intérprete de Lengua de Señas Mexicana y confío en que se fomente la cultura de la discapacidad en nuestro país, necesitamos una sociedad consciente y eso únicamente lo lograremos de uno en uno, poniendo nuestro granito de arena. Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Maria Cristina, Vivimos una sociedad del éxito, de la competitividad, del rambo fuerte...todos modelos del super hombre y de la supermujer, pero lejos de ser una comunidad de amor de respeto en las diferencias porque no respondemos al modelo prototipo barby u otro..., que se yo....la verdad es que cada ser es unico. Es maravilloso!!!! Dios lo creó, tiene sus talentos y debe desarrollarlos...sigamos luchando por una sociedad más Justa, de respeto por la dignidad de la persona. Felicito a todos los que trabajan por ello!!!!!y estoy a su disposición si en algo puedo ayudar

    ResponderEliminar